Padres, madres, educación… y una taza de chocolate