“Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Orientación Vocacional

IDEO, 26/02/18. Hay momentos en la vida de las personas en las que parece que acertar con la decisión es vital para el futuro de nuestra existencia. Este sentimiento invade a parte de nuestro alumnado de Escuela Ideo, cuando al llegar a 4º ESO, final de la educación obligatoria, tienen que elegir por donde seguir su camino. Por eso consideramos esencial dedicar tiempo a guiarles y acompañarles en este momento.

Nuestro Plan de Acción Tutorial del 4º de la ESO incluye, como una de las partes principales, un bloque de Orientación Vocacional, el cual se desarrolla durante seis meses. Aclaremos, antes de nada, que la primera labor que nos corresponde abordar con nuestras alumnas y alumnos es hacerles comprender que vida la forjamos a lo largo del camino. Ya lo decía el gran poeta “se hace camino al andar”. Es importante quitarles el estrés que tienen ante este momento y hacerles ver que siempre podrán reinventarse profesionalmente, tantas veces como sea necesario. Es hacerles entender que la resiliencia es una competencia que debemos esforzarnos en desarrollar juntos. Está claro que esta decisión es importante, pero no irrevocable o definitiva.

Una vez abordado el enfoque anterior, empieza la difícil, aunque tremendamente gratificante, labor de ayudarles a decidir. Durante las primeras sesiones trabajamos de forma grupal las diferentes opciones que tienen en un futuro inmediato y les ayudamos a situarse ante la ingente oferta que existe hoy en día. Se trata de una presentación general. Posteriormente llega el momento de contar con algunos de los mejores expertos. Sus compañeras y compañeros de Bachillerato, que en parejas de 1º y 2º de cada itinerario les cuentan en primera persona su proceso de cambio de etapa y como viven las diferentes materias y la proximidad de la EvAU.

Tras estas charlas iniciales, tanteamos sus intereses con una encuesta sencilla y organizamos nuestras mini-charlas vocacionales. Hemos contado este año con dieciséis ponentes, ajustándonos a las peticiones del alumnado. Nos han visitado desde un bombero, una periodista, una licenciada en actividad física y deporte hasta un cocinero, un controlador aéreo, un astrofísico o una economista. Pasando por otras profesiones como pintor, psiquiatra, gestor, programador de videojuegos o biólogo marino. Estos son solo algunos ejemplos de todas las personas, que de forma desinteresada han venido a contarnos como es su profesión, que han estudiado o cuales son las mayores ventajas y dificultades de su trabajo. Sin duda, un lujo poder conocer sus historias en primera persona. Esto nos ayuda a aterrizar a nuestro alumnado en la realidad laboral. No olvidemos que los medios de comunicación ofrecen visiones algo distantes de la realidad. Una idealización de determinadas profesores: forense, periodista, abogado o cocinero… según la programación de turno. Recuerdo, hace ya algunos años, tantos que solo había dos canales de televisión, que se produjo un boom en las facultades de Derecho, cuando casualmente emitían la serie “Turno de Oficio”.  ¿Cuantos licenciados en Derecho tras cinco años de carrera se dieron cuenta de que  jamás verían un juzgado?

Por ello esta actividad es tan importante. No solo para informarles, sino principalmente para hacerles conscientes, en una sociedad tremendamente hedonista, de que la capacidad de esfuerzo es una virtud esencial para lograr los sueños.

Y una vez realizada toda esta labor grupal, llega el momento de las entrevistas individuales. En ellas podemos detectar intereses y dudas y de este modo ayudar a nuestras alumnas y alumnos a resolver aquello que más les preocupa y a buscar las opciones e información más ajustada a sus necesidades. Estas entrevistas nos permiten iniciar un procedimiento de acompañamiento individualizado, descubrir juntos todas las opciones que les ofrece la educación en los campos que más les interesan.

Y… después de estos dos meses intensos de trabajo,  ya estamos en marzo  y aún nos queda mucho por hacer. La visita a Aula es un momento de gran interés. La feria de la educación es un lugar inmenso, donde encontrar todo lo que existe y hasta lo que aún no. Ayuda a los que tienen claro lo que quieren a recopilar toda la información necesaria, a aquellos que aún están indecisos a investigar y experimentar diferentes posibilidades y a algunos, miembros del profesorado, más entrados en años a ilusionarse con nuevas posibilidades de formación y voluntariado. Stands , charlas, talleres… Toda una explosión de estímulos que agitan hasta al más apático.

Ahora toca reordenar todo esto. Cerrar alguna visita más de expertos. Concertar entrevistas con las familias que lo soliciten, además de las tutorías ordinarias de familia. Salir a algún  centro formativo y laboral y con toda la información necesaria terminar un proceso de acompañamiento que cada año nos permite rejuvenecer e ilusionarnos junto a ellas y a ellos.

En Escuela Ideo volvemos a titular 4º de ESO y estamos deseando iniciar una nueva aventura.

(María Ladero, profesora de Secundaria y Bachillerato, Escuela Ideo)

Por | 2018-02-26T15:22:42+00:00 lunes, febrero 26, 2018|Artículos|Sin comentarios

Deje su comentario